AGENCIA DE COLOCACION    |    YMCA CAMPS

La juventud lidera la lucha por el cambio climático

«¿Por qué debería estudiar para un futuro que no existirá?».

Greta Thunberg, una adolescente sueca de 16 años, ha inspirado al mundo entero a actuar sentándose cada viernes frente al Parlamento de Estocolmo desde el pasado agosto. Su objetivo es claro: se debe colocar al cambio climático en primera línea política.

De manera silenciosa, pero de forma imparable, el movimiento Youth For Climate avanza por todo el mundo. Sus movilizaciones pacifistas y sentadas contrastan con la crudeza de sus mensajes y voces. “Lo que no hagamos ahora, mi generación no podrá salvarlo en el futuro”, afirma Greta.

Las sentadas de esta adolescente sueca fueron replicadas en Bruselas por Anuna (17 años) y Kyra (19 años) el 10 de enero y cada jueves desde entonces. A la primera manifestación acudieron 3.000 personas, logrando reunir a más de 35.000 en la última.

Los y las jóvenes están saliendo semana tras semana a las calles a defender lo que los científicos llevan décadas afirmando: la necesidad de un cambio que haga más sostenible nuestra vida para este planeta. Greta, además, tuvo la oportunidad de participar en el Consejo Económico y Social de la Unión Europea, junto a sus compañeras, donde afeó la actitud de los políticos que allí se encontraban.

Dijo que los políticos saben que la crisis del clima es “una pelea que no puede ganar” y están deseando hablar de otras cuestiones, “porque saben que no han hecho sus deberes”. “Nosotros sí los hemos hecho, háganlos ustedes y escuchen a los científicos”, les instaba Greta durante su intervención en el Consejo.

El movimiento juvenil global pone el foco en que estamos a 10 años y 9 meses de llegar a un punto de no retorno. Para 2030 debería haber una reducción mínima del 80% de las emisiones si queremos evitar una crisis climática catastrófica. “Necesitamos cooperar y trabajar juntos para compartir los recursos del planeta de una manera justa” y, sin embargo, nuestras emisiones no solo no están reduciéndose, sino que aumentan cada día.

Los políticos a los que este mensaje de la juventud incomoda, desvían el tema resaltando la falta de asistencia a clases que provocan las sentadas y manifestaciones estudiantiles. La respuesta de los y las jóvenes es clara: “¿por qué debería estudiar para un futuro que no existirá?” contestaba Greta a estos argumentos, “la crisis climática ya ha sido resuelta. Tenemos las soluciones, pero hay que despertar y cambiar”.

Los líderes internacionales de este movimiento juvenil por el cambio climático han hecho un llamamiento mundial a una huelga escolar global el próximo 15 de marzo. En España, hay varias organizaciones como Fridays 4 future o Jóvenes por el clima que ya han organizado sus propias acciones en Barcelona, Girona o Madrid replicando las europeas.

El objetivo es que los estudiantes españoles se puedan sumar a la huelga internacional del 15 de marzo. Por el momento, han convocado una sentada frente al Congreso de los Diputados el próximo viernes 1 de marzo, con la intención de repetirla cada viernes.

La juventud lo tiene claro, si queremos tener un futuro debemos actuar ya. El cambio no puede esperar.

Otras noticias relacionadas...

¿Te gustaría colaborar con YMCA?

Recuperas hasta un 80% de tus donaciones.

Formulario Donación Home